viernes, 20 de mayo de 2016

La ruta de los elefantes - Etapa 7

Como llega bastante tarde está entrada, la haré breve aunque prometo no repetir la jugada.

Para mí, las etapas de intercambio de pareja son de las que más me gustan porque se consigue ver a la gente sin su otra mitad y se ven algunos en la situación de tener que hacer algo que habitualmente no hacen porque se lo curra el compañer@, hablar inglés, parar coches, etc.  O simplemente ser autónomos emocionalmente, que hay algunos que realmente lo llevan fatal.

En esta ocasión nos han vuelto a sorprender con una novedad, las nuevas parejas de la etapa nos las elige la directora sino ellos mismos (más o menos).  Por una parte está bien porque es una novedad y eso casi siempre se agradece y por otra parte me queda el regustillo de pensar qué hubiera pasado si las parejas nuevas se hubieran hecho a mala leche por parte de la organización, Pepe y Priscila, Marta y Jonan por poner a las parejas que me hubiera gustado ver.  El caso es que no fue así y la combinación nos dejó ver lo soso que es Jonan esté con quién esté y lo simpáticas que son las jerezanas hasta por separado, por poner un par de ejemplos.

La relación con los locales se ha visto más intensamente en esta ocasión y hemos visto a Blanca pasárselo fenómeno en una boda, en su salsa total, mientras que Giorgi se quedaba en el bar esperando como se hace en España (en sentido figurado).

Como puntos negativos, 

  • Por parte de los aventureros, cuando Priscila ha visto el sobre verde que les salvaba de la eliminación por haber llegado últimos (además de ser ovejas negras), lo primero que ha hecho ha sido acercarse a Blanca y Pepe a abrazarles, un detallazo por su parte que para mí le ha hecho ganar muchos puntos, pero Pepe ha recibido su abrazo con total indiferencia (solo sorpresa como era natural), Priscila ha tenido que abrazarle otra vez para que este reaccionara.  En mi opinión muchos puntos para Priscila, menos puntos para Pepe.
  • Por parte de la Producción, un pequeño fallo que me hace gracia compartir con vosotros porque parece que nadie se ha dado cuenta.  Al finalizar la primera parte de la etapa, cuando los aventureros se retiraban a dormir, nos han mostrado una Luna muy bonita en Cuarto menguante y resulta que, al día siguiente, cuando finaliza la etapa ya de noche, van a mostrarnos la clasificación final y nos muestran una preciosa LUNA LLENA!!! jajaja, bueno es una tontería pero me hacía gracia haberla pillado.
Próxima etapa tendremos a las mismas parejas aunque Priscila y Jonan cargarán con un handicap.  Me encantaría verlos con un cajón de pescado podrido andando 100 metros, pero me da que no va a ser para tanto.

Hasta la semana que viene aventureros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS OFENSIVOS