jueves, 14 de abril de 2016

La ruta de los Elefantes - Etapa 2

Hola a todos, de nuevo un poco tarde.

Como sabéis este no es un blog que os vaya a contar lo que se supone que ya habéis visto, en este caso, la segunda etapa de La ruta de los elefantes.  Quiero comentaros algunas cosas, primero en cuanto a la audiencia.  Este segundo episodio ha tenido un 8%, para valorar si es un buen o mal dato os recomiendo esta entrevista a Carlos Fernández en Fórmula TV, el subdirector de entretenimiento de AtresMedia.  En ella nos da la clave para ver lo que se espera de Pekín Express a este nivel, tener mejor share que la media de la cadena.  En la primera y segunda etapa se ha conseguido, aunque el 8% nos pueda parecer poco, la media de la cadena ha sido menor, con lo que podemos estar contentos de momento.  Como dice él, no está descartada una nueva edición, ojalá.

En cuanto a la aventura en sí, me da la impresión de que las rutas de cada etapa son cortas (en kilómetros) cosa lógica porque el país es pequeño, cosa que se podría aprovechar para hacer pruebas de inmunidad más elaboradas o más emocionantes (recuerdo en la edición anterior a los gemelos en las canoas).

En cuanto a las parejas ya vamos viendo su lado más natural, parece que ya se han acostumbrado a las cámaras y no han dado tanto la nota como en la etapa anterior, lo cual es muy de agradecer, a los que más se les ha notado ha sido a los primos Matías y Nabil, por suerte no han sacado el Ukelele (o no lo hemos visto apenas) y han parecido personas algo más normales.  Han sufrido e incluso se les ha escapado alguna lagrimita, la carrera se endurece.

Marta y Giorgi: Por muy vascos que  sean (como dice Marta) en esta etapa se han destapado un poco más y hemos visto que Marta domina el lenguaje de la calle, se les ve fuertes, yo les habría nominado para ovejas negras ¿o no?.

Priscila y Jonan: En alguna ocasión han dicho que Pepe les da pereza, a mí me la dan ellos dos, demasiado blanditos, van a sufrir un montón, pero una vez superada la etapa de odiosa envidia que me daban (para blogger yo) creo que pueden llegar a gustarme, aunque no creo que lleguen muy lejos.

Rocío y Carolina: Una vez enseñada la cacha en la primera etapa tocaba demostrar para qué estaban allí,  Particularmente me gusta más Rocío, Carolina parece que no lo está disfrutando y va a cara de perro todo el rato.

Vanessa y Andrea:  A mi me parece que salen muy poco y que eso puede significar que aún llegarán lejos. De momento lo están disfrutando mucho y se las ve relajadas, no ha hecho mella el cansancio aún en ellas y eso es que son fuertes de cabeza que también es importante.


Sonia e Ylenia: En esta etapa las hemos visto bastante más.  Una relación madre - hija siempre va a dar juego y va a ser muy interesante ver cómo se enfrentan a la carrera según vaya subiendo la dificultad.  Interesante, me gusta la sonrisa de la madre casi todo el rato presente, lo está disfrutando más que la hija creo yo. En la próxima etapa con handicap, veremos si lo aguantan bien.

Mª José Y Mª Dolores: Más comedidas en esta etapa también (gracias a dios) aunque no han podido evitar sacar la faldita de lunares verdes para montarla en el tren, vale.  Como decía "noséquién" Lo bueno si breve, dos veces bueno.  Tienen un blog interesante dónde nos desvelan cosas de la carrera interesantes que no vemos en pantalla, como que en determinados trayectos no pueden compartir transporte con otras parejas y que se lo avisan antes.  No sé si seguirlo por si me spoilean algo, pero lo que he leido de esta etapa me ha gustado.  Ellas en la carrera mejor que en la primera etapa, independientemente de la posición final, como he dicho, me gusta la gente que sonríe aún cuando peor lo está pasando.  Eso si, me gustaría saber de dónde sacan las fotos de la carrera de cosas que no se han emitido.  Supongo que se las habrá pasado algún redactor.

Blanca y Pepe: Pepe sigue en su línea, de verdad que no hace falta ir de gracioso todo el rato.  Su manera de buscar coches, abriéndoles la puerta en marcha, espero que no cree tendencia porque nos quedaríamos sin aventureros en la tercera etapa.  Si llega a moderarse un poco me gustaría que esta pareja de maduritos llegue muy lejos, si Pepe sigue así, no.

Quintín y Nacho: Podría apostar un millón de dólares (pero no los tengo) a que Quintín no ha hecho muchos amigos en la carrera como parece apreciarse en esta foto que se han tomado en Sevilla en la feria de Abril y dónde NO ESTÁ él pero sí Nacho.  Creo que lo de Quintín va a ir a peor y que Nacho me va a caer cada vez mejor.  Pobre.


Algunos anuncios más que en la anterior etapa, pero no insoportable como en Antena3.

Nada más por hoy, nos leemos en la siguiente etapa.

6 comentarios:

  1. Joseman compañero, la madre y la hija son Sonia e Ylenia, no Vanessa y Andrea. Ellas son las pulpeiras... sí, la jefa y la empleada, esas que ni salen jaja

    Auditore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo corregí, gracias. El dolor de muelas me nubla el entendimiento.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Dejo aquí mi análisis, no quería ponerlo todo en un comentario.

    Etapa muy buena. Corta pero intensa, lo que me da que será la tónica habitual para el resto del programa. Mejor que la primera. Las parejas parecen haber perdido la vergüenza frente a la cámara y se les vio más naturales.
    La verdad es que ha habido parejas que me han sorprendido muy gratamente y otras que no. Paso a hablar un poco de ellas:
    - Quintín y Nacho: son buenos competidores, pero como a Quintín se le siga yendo la cabeza como le vimos ayer, no creo que Nacho esté por la labor de aguantarse.
    - Vanessa y Andrea: salen poquísimo. No conozco nada de ellas, solo que Vanessa (la jefa) está un poco ida de la cabeza, porque lo único que hemos visto de ella es cuando se ríe a carcajadas o habla de una manera muy peculiar.
    - Blanca y Pepe: han ganado puntos positivos para mí. Igual Pepe es un poco repelente, pero tiene sus puntos, así que se le perdona, de momento. Se les ve muy buenos aventureros y eso que yo no les daba mucho futuro ni en la primera etapa.
    - Rocío y Carolina: salen poco, pero me están gustando porque se les ve centradas, responsables y competitivas. Nada que ver con mi primera impresión. Espero que sigan así.
    - Jonan y Priscila: para la "legión" de seguidores que tienen, aún ni les conozco así que poco que decir de ellos. Puede que aguanten sin saber cómo o puede que se vayan el próximo día, incógnita total.
    - Jerezanas (no sé distinguirlas): muy bien, ganan enteros conmigo. La primera etapa les veía fuera y ahora les veo como una pareja que pueden llegar lejos y que se toman muy bien la aventura, al menos en esta etapa.
    - Sonia e Ylenia: bien, me alegré de que saliera tarjeta verde. Buena pareja, muy humana, no dan la impresión de que estén actuando. Ylenia me cae mejor que Sonia, pero quién sabe si en el próximo programa es al revés.
    - Matías y Nabil: mmm hasta el ranking no me caían muy allá. Se les veía actuando. Eso, o que son muy peculiares, que tampoco me gusta. Espero que en la próxima etapa se muestren más reales como lo hicieron al final de esta etapa.
    - Marta y Giorgi: pues me cayeron bien en la primera, pero en la segunda no les he tragado, sobre todo a Marta. No me gusta nada la gente tan cortante y seca como ella. Todo se lo toma a pecho, no sé a qué se creía que venía. Como cuando se negó tajantemente a dormir con las gogós Y encima lo justifica diciendo que los del norte son así. Lo siento, pero no me gustan nada. Y Giorgi está censurado con ella.

    Eso es todo, nos vemos la semana que viene. Perdón por el tocho, pero tenía ganas de soltarlo jaja.

    Por cierto, audiencia aceptable, pero sigo deseando que cambien la fecha.

    Auditore

    ResponderEliminar
  3. Ojo, que aunque sobre el mapa y al lado de la India parece un país pequeñito, la superficie de Sri Lanka es similar a la de Irlanda, que no es que sea un megapaís pero tampoco es tan pequeñajo.

    ResponderEliminar
  4. Yo es que a los primos los veo justo con la perspectiva contraria, que son obviamente unos payasetes y precisamente lo mismo les da que haya cámaras que no, lo que piense nadie, ellos llevan su movida allá donde van y se lo pasan bien consigo mismos. Yo les noto un fondo muy real, si les hace bailar pues bailan, si les hace llorar pues lloran, si les hace gritarse el uno al otro se gritan, y si rebosan de alegría se quitan las camisetas y se tiran al agua. No tienen filtros que les contengan ni miedos ni vergüenzas sociales, lo cual para mí es muy atractivo en cámara. Como dije por otro blog, creo que los entiendo tan bien porque me muevo en ambientes similares y la tribu urbana de los autodenominados frikis solemos ser así (unos más introvertidos que otros, lógicamente, pero sólo hay que ver la fauna en un Salón del cómic/manga para ver que vergüenza, lo que es vergüenza, poca). A nivel personal es un perfil de concursante que me atrae mucho más que al que se le ve obsesionadísimo con la competición y la carrera. Si Pekin Express no te permite ser tú mismo, si pones conseguir un amuleto por encima de pasártelo bien y llegas siempre el primero pero con broncas con tu compañero y con cara de higo para las demás parejas, no creo que estés disfrutando de la experiencia realmente, por más que sea la actitud que le guste promocionar al programa.

    ResponderEliminar

NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS OFENSIVOS