martes, 27 de noviembre de 2012

¿Cogeremos algún dia este vuelo?

Quizá si por fin se anuncia nuestro esperado Pekín Express y resulta que eligen mi ruta preferida, la que yo he bautizado como "La ruta del Hobbit", algún día cojamos este vuelo.  Soñaré con ello.


jueves, 15 de noviembre de 2012

Más sobre "Expedición Imposible"

Ya han vuelto los "expedicionarios" y los "imposibles" también, ha sido a principios de mes y según nos confirma Raquel en Twitter habrá blog y videoblog del evento. ¿No quieres té? ¡pues toma dos tazas!


martes, 13 de noviembre de 2012

Pechino Express (aportación de Nowhere)

Demostrando que es un fan total de Pekín Express, nuestro amigo Nowhere nos aporta su visión del Pekín Express italiano que se está emitiendo estos días por la RAI.  Para el que no pueda soportar más este Sindrome de abstinencia le vendrá fenomenal.  Gracias Nowhere!.



"Visto lo que se avecina en Cuatro, me he decidido a echar una ojeada a la primera edición de la versión italiana de Pekín Express, que se ha estrenó en septiembre y finalizará su emisión en breve. Mi primera impresión, habiendo visto solo la primera etapa, es que puede merecer la pena seguirla. Si alguien se anima a comprobarlo, en la web de la RAI encontrará las nueve etapas que se han emitido hasta ahora (http://bit.ly/TH59Ir). No sé durante cuánto tiempo se mantendrán las etapas en la web, pero es de agradecer que estén disponibles para verlas fuera de Italia, a diferencia de lo que ocurre con M6 y la edición francesa.
 
Aun sin saber italiano, yo he podido seguir la etapa sin problema. Tanto al presentador como a varios de los concursantes se les entiende perfectamente, aunque también hay algunos concursantes que no sé si hablan en italiano o en gagauzo, y me he perdido varias conversaciones; pero aun así el programa se puede seguir muy bien.
 
En adelante comento algunos aspectos concretos de la etapa, sin desvelar nada demasiado importante, pero quien quiera ver "Pechino Express" y no quiera saber nada, mejor que no siga.
 
La ruta que recorren es similar a "La Ruta del Himalaya", pero al revés: parte de la India y finaliza en Pekín, si bien la primera etapa no se parece en nada a ninguna de las vistas en España o en Francia. Sin ser excesivamente larga (333 km), dura tres días, como Dios manda, con su autoestop, su prueba de inmunidad y sus alojamientos en casas particulares. Al inicio y al final, un par de pruebas (no demasiado originales) que sirven para estresar a los concursantes y para mostrar lugares, gente y algunos aspectos de la vida cotidiana en la India. La prueba de inmunidad, original, emocionante y bien montada, incluso con alguna floritura técnica (un par de cámaras lentas bastante vistosas). Bastante excesivo, para mi gusto, comenzar ya en la primera etapa a dar premios en forma de alojamientos y cenas de lujo con espectáculo bollywoodiense incluido, así como alguna penalización arbitraria, sin llegar –por ahora– a los extremos que vimos en "Aventura en África".
 
La realización me ha parecido buena, casi al nivel de la francesa, y demostrando que no hay ninguna necesidad de recurrir a los montajes equívocos y chapuzas varias que frecuentemente hemos visto en la española. Cabe especular con que la RAI debe de manejar presupuestos superiores a los de Cuatro, y eso siempre ayuda.
 
No me ha parecido que hubiera escenas guionizadas, aunque en PE nunca se sabe... Pero no han faltado los momentos truculentos, con un par de accidentes, uno de ellos de tono más jocoso  y el otro más aparatoso y con un puntito gore y sangriento, que eso en Italia gusta mucho.
 
A lo largo de la etapa se ha podido ver a las parejas, algunas más, otras menos, como es lógico, pero sin olvidarse de ninguna (algo bastante notable si se compara con lo que ocurrió en "Aventura en África", que incluso quedando tres o cuatro parejas, alguna de ellas desaparecía misteriosamente durante casi toda la etapa). Y todavía ha sobrado tiempo para dar minutos a los lugares visitados, los paisajes, la gente...
 
El presentador de la cosa es Emanuele Filiberto Umberto Reza Ciro René Maria di Savoia, príncipe del Piamonte y de Venecia (Emanuele Filiberto para los amigos). Parece ser que en Italia los príncipes se dedican a presentar programas de televisión, a diferencia de España, donde las presentadoras de televisión terminan haciendo de princesas. Lo he visto bastante entusiasta pero correcto, sin acaparar el protagonismo.
 
En cuanto al casting, se trata de una edición mixta de parejas famosas y desconocidas, mitad y mitad. Las parejas famosas lo son en Italia, claro, porque yo jamás he oído hablar de ninguno de ellos (claro que tampoco he oído hablar de muchos de los que estarán en "Expedición inenarrable"). Y en honor a la verdad, hay que decir que las mejores parejas, en esta etapa, han sido las de famosos, que con alguna salvedad se han comportado francamente bien.
 
Es curioso ver cómo en cada edición de Pekín Express los participantes afrontan la carrera a su modo, con matices distintos en cada país. En este sentido, este "Pechino" italiano tiene un tono algo más humorístico (¿en qué otro país podríamos ver a una concursante metiendo en la maleta sus zapatos de tacón con cristales Svarowski?), con sus discusiones "a la italiana" y unos concursantes –de momento– mayoritariamente más interesados en vivir la aventura que en ganar a cualquier precio. Por ahora me ha parecido que el comportamiento general ha sido de una gran deportividad, aunque todavía están al inicio... Y en cuanto al nivel, hay dos o tres parejas que está claro que no llegarán muy lejos, pero hay bastantes que prometen dar guerra.
 
Termino con un par de novedades de reglamento. Una me ha parecido positiva, y es que –al menos en esta etapa– el sobre negro ha brillado por su ausencia. La otra no me ha gustado nada, y es que ha sido la pareja ganadora de la etapa quien ha tenido que elegir, entre las dos últimas en llegar, cuál iba a ser la eliminada. Y esto me parece fatal, entre otras cosas porque tener que decidir quién se va me parece más un castigo que un premio. En fin, espero que en etapas posteriores no se siga este mismo sistema.
 
En resumen, que aun no siendo el mejor Pekín que se haya visto, yo no me pierdo la segunda etapa, ni seguramente el resto."
"