lunes, 31 de octubre de 2011

PE4 - Etapa 7 - La etapa más extraña jamás contada.

Si hay 12 personas en una habitación, encerradas con Mercedes Milá, y tienen que ir sentándose pareja a pareja en un sillón para decir quién se va del programa, es que estás viendo Gran Hermano.

Si la habitación está en un hotel en medio de África y están encerrados con Jesús Vázquez y tienen que ir sentándose pareja a pareja en un sillón para decir quién se va del programa, ¿estamos viendo Pekín Express?.  No señores, no.  Algo que temía desde hace tiempo se ha hecho realidad.  Gran Hermano ha contaminado a Pekín Express, esperemos que no sea de forma letal, pero me huele muy mal.

La estrella de la etapa 7 no han sido ni los paisajes, ni la dureza de la carrera, ni los habitantes del lugar, han sido las broncas de Jota y Freire y las votaciones para "nominar" a una pareja, vamos, lo peor que se puede sacar de un reality.

Pero en fin, volvamos a lo nuestro que es la carrera y dejemos fuera todo lo demás.

Comienza la carrera con una meta muy curiosa que seguro que habrá puesto de los nervios otra vez a los participantes de anteriores ediciones.  Un lujoso hotel en mitad de las montañas africanas, con buenas habitaciones y comida y ducha para todos.  Eso si, aderezado con una votación Granhermánica que deja al descubierto lo que todos sabíamos, que Sara y María son rivales temibles, a pesar de que apenas las hemos visto en el programa excepto cuando llegan primeras o segundas etapa tras etapa.  Como algo positivo en esta etapa si que tengo que destacar que, por fin, hemos visto un poco más a algunas de las parejas de "tapados" supongo que será que es porque van a llegar lejos y nos tienen reservados mejores momentos en posteriores etapas.  El caso es que hemos visto a Sara y María, Ines y Pedro y Chingo y Pablo, que hasta ahora estaban desaparecidos.  Bien es verdad que el grueso de la etapa lo han llevado otra vez Jota y Freire que esta vez se han peleado de lo lindo

Una vez terminada la pantomima de Gran Hermano, las parejas han retomado de nuevo la carretera y hemos podido ver "un poco" las relaciones con los locales.  Lo mejor, el tipo que se quería zumbar a Freire a toda costa.  Verle haciéndole ojitos ha sido muy divertido.  Particularmente yo habría preferido dormir en la calle, pero bueno.  También muy graciosa la feísima tortilla de patatas que ha intentado hacer Cuqui en una casa (con una pinta estupenda).  Me ha hecho especial gracia porque yo pude vivir un episodio igualito a ese en una feluca de Egipto,  Aspecto asqueroso, pero buen sabor.

Y el otro tema extraño de verdad ha sido "la banana" de esta etapa.  Después de la decepción de enterarme de que iban a terminar la etapa en Tanga y no en tanga como yo me esperaba, pues resulta que se llega al libro rojo como siempre, unos mejor que otros.  Al margen de que creo que ya va siendo hora de que dejen de compartir transporte, por las alturas a las que estamos de la carrera en las que cualquier fallo de este tipo te puede mandar para casa, el caso es que se ha vivido una situación un poco extraña.  La pareja que llega la última era la inmune, Chinto y Pablo, la que llega la penúltima tenía un salvoconducto, David y Cuqui y la pareja anterior, Mar y Vanesa, resulta que serían las eliminadas sino es porque el sobre salió verde y se salvaron también.  Como sorprendente también el que Inés y Pedro han conseguido su primer amuleto con lo que se ha convertido en la edición más igualada de todos los Pekín Express hasta la fecha.



Pero no terminan las sorpresas con el final del programa, nos presentan un avance de la siguiente etapa en la que se intuye que los nervios van a más y que podemos ver incluso peleas físicas enttre los concursantes.  Yo ya había oido, de fuentes externas, que alguno de ellos había llegado a las manos, pero me ha parecido intuir que serán Mar y Vanessa.  Que no me entere yo ¿ehhhh?.

Solo pido una cosa.  Que el espíritu de Pekín Express vuelva pronto.  Que si quiero ver GH ya lo veré (o no).

viernes, 28 de octubre de 2011

Nueva página en el Blog - Programas anteriores

He abierto una nueva página en el Blog "Todas las temporadas de Pekín Express" dónde estoy colgando todos los episodios de todas las ediciones desde Youtube.

Podéis encontrarlo en la pestaña superior derecha del Blog o pinchando en el siguiente enlace.

Espero que os sirva.


martes, 25 de octubre de 2011

¿Eliminación por votos? No, gracias

 
Mar y Vanesa llegaron así al último libro rojo, exhaustas, con los pies hechos polvo y llorando, pero llegaron las primeras.
 
 
 
Jota, que llegó segundo, se derrumbó poco antes de llegar.
 
Esto es lo que nos gusta de Pekín Express, la lucha, la dureza, el sufrimiento, la superación personal. ¿Para que luego le caigas mal a la gente y te echen con un voto, con el único esfuerzo de levantar un dedo?.  No me gusta.   Eso es lo que nos anuncian para la próxima etapa, pero espero que sea una de esas vueltas de tuerca a las que nos tiene acostumbrados esta edición, pero me parece un truco muy de GH para enfrentar a la gente y eso no me gusta.  Bastante tensión se crea con la dureza de la carrera para que además le metamos estas tonterias de "Sálvame de luxe".

domingo, 23 de octubre de 2011

Etapa 6: Kilimanjaro

Resulta que en esta etapa entramos en Tanzania en una ruta otra vez corta 233 Km y resulta que la pareja la más rápida en llegar al libro rojo y firmar en él, tendrá la posibilidad de sobrevolar el Kilimanjaro en avioneta.  ¿¿¿En avioneta??? Esto es de gaucho gay (esta frase va dedicada con mucho cariño a alguien que he conocido hace poco).  Vamos, una de las cosas que para mi iban a resultar más atractivas en una ruta por África era precisamente subir el Kilimanjaro ¡¡¡pero andando!!!, eso es una prueba dura, un trekking en condiciones al que se le podía haber sacado mucha chicha.  Eso sí que sería una prueba y no cortarse el pelo.  ¿Visitar el Kilimanjaro como premio?.  Creo que ha sido un error.  Muy bonito, pero un error.  Por cierto, lo tengo en mi agenda para hacerlo como Dios manda.  En cuanto pueda lo haré.




Por si fuera poco premio no tendrán (otra vez) que buscar alojamiento y disfrutaran de una noche en un poblado Masai, para cabreo de nuestro tito Javi que no tuvo ni una sola recompensa de este tipo en su Pekín Express.  Tio, mala suerte. ;-D

Lo que sí que pinta bien es ver al macho en celo permanente Jota en un intercambio de parejas con Vanesa.  Ella habrá tenido que sacar todas sus armas defensivas para librarse de semejante asedio.  Lo veremos esta noche y lo comentaré mañana en esta misma entrada.

--------------------------- *********************--------------------------------


Como suele pasar, la publicidad te suele engañar y aquel duelo Jota / Vanesa no fue como esperábamos.  Está claro que Jota está salido, lo deja claro con sus comentarios en general fuera de tono, pero también es un tímido y además no creo yo que después de esta etapa tan dura físicamente estuviera para muchas fiestas.  Vamos, mucho pico pero luego nada.  Y eso ha sido casi lo más interesante del intercambio de parejas de hoy,  quizás ver a Chimo y a Cuqui que se llevaban muy bien o a David con Mar  pero por la envidia que me ha dado, pero poco más.


El caso es que ha sido una etapa muy dura físicamente en la que hemos visto llorar a unos cuantos, algunos insospechados como el propio Jota, y otros que se han derrumbado en algún momento, Vanesa ha llorado como una campeona (no te preocupes que yo conozco una que lloró mucho más que tú y ganó el año pasado).  Chimo por los suelos me impactó también,  15 Km en bici y de remate 12 Km corriendo detrás de una vaca cabrona que no sabe a dónde va han sido demasiado para todos ellos.  También para Chinto y Pablo que han tenido que hacer eso mismo con una especie de sandalias masai que les habían adjudicado Mar y Vanesa.  Se supone que esto era para perjudicarles, pero tampoco tenía mucho sentido ya que era para la primera mitad de la etapa, con lo que no era un handicap eliminatorio.


Me ha gustado mucho una vez más Cuqui, no es la más fuerte, no es la más rápida, no es la que mejor inglés habla, pero es la que tiene el espíritu de Pekín Express más claro.  Durante la etapa decía algo así como "Estoy hecha polvo pero tengo que continuar como sea" ¡eso es!, muy bien Cuqui, te deseo que llegues lo más lejos posible.


Los tapados me parece que son Chinto y Pablo que son una especie de Fran y Merino pero en plan modesto.  Son buena gente, luchadores, fuertes y además no se lo creen.  Me gustan.  Lo malo es que también parecen gustarles a las sevillanas ;-(


Al llegar los últimos Chimo y Vane se despiden de la carrera, no parece que se hayan compenetrado mucho.  Chimo ha sido el punto gracioso de la carrera, pero no ha aportado mucho más.  Tiene el honor de ser el peor comunicador de las cuatro ediciones de la carrera, pero hay que reconocer que el tio tenía gracia hasta cuando se enfadaba, sobre todo le he visto disfrutar de la carrera y eso es mucho.  Creo que Vane lo ha disfrutado mucho también.  Enhorabuena.


Lo que es la etapa en sí no ha pasado de ser entretenida y si pensamos que estaban a los pies del Kilimanjaro hasta podría decir que ha sido sosa.  Apenas hemos visto la montaña, yo le habría dado mucho más protagonismo, sin embargo, las protagonistas han sido, sin duda, las vacas.


Nos vemos en la etapa 7.

viernes, 21 de octubre de 2011

Murió la serpiente


En Julio de 1961 "La serpiente" llevó a cabo su primera acción violente, con lo que yo, que nací en 1962, he vivido toda mi vida con la sombra de "La serpiente" recorriendo las calles.  La serpiente mordió con sus bombas por algunas de las calles que yo pasaba a diario, pero tuve suerte y no llegué a encontrarme nunca con ella.  Esa suerte que no tuvieron 829 muertos y no sé cuantos heridos.

Hoy, por fin, desaparece la bicha en España.  Enhorabuena a todos nosotros y especialmente a mis amigos y amigas vascas.

No te voy a echar de menos, repugnante animal.

martes, 18 de octubre de 2011

Pekín Express Overdose

¡¡¡ 3 capítulos seguidos !!!  eso es lo que he tenido que ver para ponerme al día de este Pekín Express que tan raro me está siendo.

No puedo hacer una crónica de las 3 etapas, evidentemente, pero si puedo dar una rápida opinión de lo que he visto en estas últimas 3 horas.


Es un Pekín extraño, demasiadas reglas, juegos, cambios y pruebas extrañas, parejas que se van, parejas que vuelven, ahora te elimino, ahora no, etapas en las que no hay que buscar casa, etapas cortas, que a veces me hacen estar algo desorientado y me resulta dificil seguirlo.

Pero empecemos por el prinicipio.  Para mí esta edición de Pekín Express empieza en la etapa 4, cuando por fin se han quitado de enmedio los que no querían estar en la carrera y nunca deberían haber estado en ella.  La última y, para mí, la peor, por supuesto Mónica.  Sobre todo cuando ha dicho eso de "yo tengo dinero y si quiero venir a África me lo pago y vengo a todo lujo".  Vale, yo también, pero no deberías haberle quitado la plaza a gente que como yo si que queríamos estar en la aventura a cualquier precio.  El casting me ha decepcionado mucho este año.

Una vez fuera toda esta gente, quedan los que sí que quieren de verdad (excepto Luisa que se equivocó de pareja).

Este es un Pekín con mucho más contacto con la gente local más que vistas preciosas o monumentos estupendos, me gusta que sea tan vital y las situaciones por las que han pasado todos.

Un repaso de los concursantes:

Chimo y Vane.  Pensé que nadie tendría tantos problemas de comunicación como Engracia y Manuel el año pasado, pero Chimo se lleva la palma.  Lo están pasando fatal pero Chimo da un toque de humor y naturalidad que me gusta.

Chinto y Pablo.  Me gusta esta pareja a pesar de que dan poco juego en la carrera, les veo buena gente, fuertes y aventureros.  Eso si, lo de darles un masaje a Mar y Vanesa es como el premio grodo de la lotería.  Mamones.

Mar y Vanesa.  Si me hubierais contado lo del masaje el dia que colgué el anuncio de Cerrado por Descanso, habría vuelto inmediatamente.  My god.  Me encantan estas chicas, fuertes, listas, guapas y van a por todas.  Muy buena carrera todos los días y van a lo que van.  No me pareció mal la jugada de no comprar comida.  Yo no lo habría hecho, pero es una estratégia muy válida.  Ya me explicará Mar lo de la camiseta del 99 si llego a conocerla.

Ines y Pedro.  Bien, pero quizás los veo la pareja más floja.  Habrá que seguirlos más adelante.

Jota y Freire.  Creo que llegarán a hacerse amigos para siempre.  Lo están pasando fatal y eso une mucho.  Si hay que poner alguna pega se la pongo a Jota cuando le contó a su anfitriona que era actor porno.  Tio, eso no se dice hasta que no la tienes en el bote.

Sara y María están haciendo un carrerón.  Las mosquitas muertas se comen el mundo.  No sé si será suerte o lo de que son rubias, pero de momento son imparables, uno de los rivales a batir.

David y Cuqui.  Quiero hacer mención especial a Cuqui.  Me quito el sombrero ante su determinación en lo del corte de pelo.  Chapeau!  La entiendo perfectamente, a mí me hubiera pasado lo mismo y verla llorar mientras le cortaban la melena me ha hecho fan suyo total.  Eso es el espíritu de Pekín Express, renunciar a todo por seguir en la carrera.  Fenomenal chicos.

Santiago y Javi.  He dejado para el final a esta pareja por dos motivos.  Uno porque son los últimos eliminados y me ha dado pena que se fueran.  Y dos porque me han gustado muchísimo como pareja.  Un acierto del casting.  Ya era hora.  La inocencia y naturalidad de Santiago me han encantado.  Lo bruto que ha sido algunas veces y lo que le he visto disfrutar a pesar de lo cansado que estaba.  Y el cariño de Javi hacia su padre me ha emocionado.  Ole chavales y enhorabuena por lo que habéis vivido.

Y me falta Jesús.  Quizás sea porque yo era fan total de Raquel o quizás sea por otra cosa, pero aunque creo que lo hace bien, me da la impresión de que lo vive menos intensamente que ella.  Ella era feliz, lo vivía, sufría y gritaba con la carrera.  A Jesús de momento le he visto sufrir cuando el corte de pelo de Cuqui, pero me falta lo demás.  Espero verlo pronto.

Y por hoy os dejo que estoy cansado de tanta carrera.  Pero ¿habéis visto? yo no me rindo tan facilmente.  Si uno se cae no tiene otra salida que volverse a levantar para seguir adelante.

Besos para ellas y un abrazo para ellos.