martes, 7 de junio de 2011

La rotonda, esa gran desconocida.

Vale, ya sé que no es un tema muy de Pekín Express que digamos, pero llevo mucho tiempo queriendo escribir sobre este tema que me sorprende tanto que son las rotondas.

Vengo observando ultimamente como aumentan los conductores que, cuando entran en una rotonda (grande o pequeña) ponen el intermitente derecho durante todo su trayecto giratorio, independientemente de que salgan por la primera, segunda, tercera o cuarta salida.  Parece que estos conductores desconocen el motivo para el cual hay que usar del intermitente.  El intermitente (esa luz parpadeante que se enciende en los coches cuando accionas una palanca que hay en el lado izquierdo del volante de tu coche), en todos los casos, sirve para avisar a otros conductores, los que van detrás tuyo y los que están en otra vias tambien, de la maniobra que vas a hacer.  Estos conductores de los que hablo y que espero que lean esta entrada, suponen que están avisando a los demás conductores de que van a salir de la rotonda.  Pues bien, esto es evidente.  Nadie vive en las rotondas, todo el mundo entra y sale por alguna de las calles y SIEMPRE sales por la derecha, con lo que llevar el intermitente SIEMPRE puesto no aclara nada a nadie.


Aclaremos las cosas para intentar hacer un bien público.  Supongamos que entramos en una rotonda que tiene 4 calles que llegan a ella. La 1 (por la que llegamos nosotros), la 2 (la primera que encontramos a la derecha), la 3 (la de enfrente nuestro) y la 4 (la que tenemos a nuestra izquierda).

CASO 1: Entramos por la calle 1 y queremos salir por la calle 2.  Siempre cediendo el paso a los que están DENTRO de la rotonda, pondremos el intermitente a la DERECHA, porque vamos a girar a la DERECHA.  Facil.

CASO 2: Entramos por la calle 1 y queremos salir por la calle 3.  Siempre cediendo el paso a los que están DENTRO de la rotonda, una vez revasada la calle 2 ponemos el intermitente a la DERECHA.  No antes, porque el de detrás nuestro podría pensar que vamos a salir por la calle 2.  Y debemos poner el intermitente para avisar a los que ENTRAN en la rotonda por la calle 3 de que nosotros vamos a SALIR y que no hace falta que nos cedan el paso.

CASO 3: ntramos por la calle 1 y queremos salir por la calle 4.  Siempre cediendo el paso a los que están DENTRO de la rotonda, ponemos el intermitente a la IZQUIERDA que es para dónde giramos el volante para hacer la rotonda.  Así avisamos a los conductores de las calles 2 y 3 de que NO ENTREN a la rotonda porque nosotros vamos a pasar.  Una vez superada la calle 3 podemos poner el intermitente a la derecha para indicar que vamos a SALIR de la rotonda.

POR SUPUESTO, pon siempre los intermitentes.  El coche no gasta más, no hace feo y aunque se funda la bombilla cambiarla es muy barato.

Creo que no es muy dificil, se trata de agilizar el tráfico señalando correctamente lo que vamos a hacer y no esperar a que los demás adivinen qué coño es lo que queremos decir.  En la imagen animada se puede ver claramente los casos prácticos de los que hablamos.

AYUDA UN POQUITO QUE ES GRATIS.

5 comentarios:

  1. Interesante entrada!!! jeje... Importante, quiero añadir y lo digo por experiencia propia. Para no tener problemas dentro de una rotonda siempre que puedas circula por la derecha, hagas lo que hagas, porque el que circule por la izquierda, es decir por dentro de la rotonda, tiene que tener cuidado al salir de ella y ceder el paso siempre al que pueda venir por la derecha paralelo a él... No sé si me explico. A mi me pasó.. entré en una rotonda por calle 1 y por el carril interior y queria salir por calle 3, pero no me dí cuenta que paralelo a mi venia un coche por el carril derecho de la rotonda y él iba a salir por calle 4... Desgraciadamente, por mucho intermitente que puse no me sirvio porque invadí su carril cuando él giraba y.. catapum!!.. Culpa mía... El seguro de mi coche me lo confirmó... Y ahora digo yo,.. para que sirve el carril interior si tienes que ceder siempre el paso al del exterior??.. puedes estar dando vueltas y vueltas por el interior si no dejan de pasar coches por el exterior, jejeej.. Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. jajajaja ahora tienes complejo de profesor da autoescuela? jajajaja o es por si te prejubilan? en serio, eso de las rotondas es una cosa que siempre, siempre, siempre me ha cabreado, soy de tu misma opinion. algun dia, tendremos que hacer otra entrada cuyo titulo sea algo asi, el intermitente, ese gran desconocido. o, darle a la palanca del intermitente ni produce fracturas de los dedos ni mayor gasto de gasolina. jajajaja

    ResponderEliminar
  3. ah, y al del comentario anterior, querido luk, mas vale dar una vuelta de mas, que perder una hora con los papeles del seguro... jejeje

    ResponderEliminar
  4. Es que nunca he entendido que haya gente que no use los intermitentes, que no los respete o que los use mal. Seguramente es el control de seguridad del coche más fácil de usar, más que EBS, ABS, CBS o FBI que todo el mundo sabe que lo tiene el coche pero nadie sabe cómo usarlo.

    ResponderEliminar
  5. Cuando me saqué el carnet no habia tantas rotondas pero de unos años para acá es dificil no encontrarte una cada 500 ms., es muy fácil, sentido comun señores, el q va por fuera tiene preferencia y el q está en el interior cuidadin al cambiar de carril y por supuesto Siempre hay q señalizarlo. A más de un@ habria q enseñarle donde estan los intermitentes, jejeje, porque no hay manera de q los pongan.

    ResponderEliminar

NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS OFENSIVOS