domingo, 20 de febrero de 2011

Formerio se va de viaje - ONCE

    La mañana nos saludó con un calor húmedo y aplastante, casi como cualquier otro día desde que llegamos a India, pero además el cielo estaba nublado y plomizo y parecía que se nos iba a caer encima en cualquier momento. Aún con esta perspectiva, decidimos a visitar la ciudad.

    Agra es una ciudad monumental en muchos aspectos. Monumental porque está llena de palacios, fuertes, mausoleos y mezquitas enormes y preciosos todos ellos. Monumental por el río Yamuna que la baña y que en época de monzones, que estaban a punto de terminar, llevaba una cantidad monumental de agua. Y monumental por las enormes diferencias entre pobres y ricos que aquí, como en otras muchas ciudades de India, se pueden respirar a nada que te traslades de un barrio a otro.

    Bien asesorados por Om, visitamos primero algunos monumentos “menores” para ir abriendo boca antes de ir a visitar el Taj Mahal, la verdadera joya de la ciudad y probablemente de toda India.

    Formi parecía bastante impaciente por visitar el “Tajoral”, que ya había visto en Internet antes de viajar, lo que le hizo prestar poca atención al resto de visitas, hasta que por fin, Om, nos anunció que la próxima visita era precisamente esa.



    Nos llevó hasta un aparcamiento cercano al monumento y nos indicó que el resto del trayecto debíamos hacerlo a pie o en coche de caballos, ya que no estaba permitido el paso de vehículos a motor hasta la puerta principal. El nerviosismo de Formi se hizo patente cuando nos bajamos del coche y no paraba de mirar de un lado a otro de la calle, curiosamente, en dirección contraria al monumento. Pensé que el tema del coche de caballos le centraría un poco, así es regateé un poco el precio y contraté uno, pero Formi insistió en sentarse en el asiento que miraba en el sentido opuesto al de la marcha. Yo me senté al lado del conductor y Charlie dejó caer su enorme culo en el asiento de golpe, justo detrás de mí, lo que hizo ladear sensiblemente el carro hacía ese lado.

    Al trote, el caballito nos fue acercando a la entrada, lo que le daba una cadencia emocionante al trayecto. Poco a poco, la rojiza puerta del recinto del Taj Mahal se nos fue descubriendo, hasta que el carromato se paró justo enfrente para que nos bajáramos. Por fin, Formi se centró en lo que estábamos visitando y una sonrisa se dibujó en su cara cuando se fijó en la enorme puerta del recinto. Se apreciaba claramente la simetría perfecta de todo lo que veíamos. Era una seña de identidad de aquella construcción, de la puerta para adelante, todo era simétrico, el jardín, los edificios auxiliares, la mezquita, la biblioteca y el propio edificio funerario de mármol blanco. Aquel edificio blanco majestuoso relucía aún más en contraste con los nubarrones negros que cubrían aquel día el cielo. Los tres, como el resto de los visitantes, nos quedamos al pie del estanque admirando la joya de mármol que, para colmo de simetría, se reflejaba perfectamente en aquel estanque. Tan extasiados nos quedamos que no llegamos a movernos cuando comenzó a llover a cántaros, la verdad es que nos vino fenómeno para refrescarnos. Al menos media hora estuvimos a pie firme bajo la lluvia y admirando el espectáculo.

    Como un patético equipo de camisetas mojadas, nos adentramos en los jardines para acercarnos al mausoleo de mármol y disfrutamos de la visita al igual que otro montón de turistas mayoritariamente indios.

    Realmente el Taj Mahal es impresionante, sin embargo, lo que más se grabó en mi memoria fueron las decenas de personas que se ocupaban de mantenerlo todo en perfecto estado, incluso cortando el césped de cuclillas y con unas tijeras de mano más bien pequeñas. Supuse que ganarían muy poco dinero por aquel trabajo y me pregunté si sería posible mantener algo tan precioso en otras condiciones laborables distintas a las de aquel país. Aún así, se veía a aquellos jardineros serenos y aparentemente felices. Como el resto de la población. Extraño equilibrio entre la vida y la felicidad.

    Extasiados y en silencio, dimos por terminada la visita y, poco a poco, volvimos hacia la puerta principal dispuestos a montar otra vez en el caballito.

    Formi se entretuvo con una de las ardillas que plagaban los jardines de aquella ciudad y yo me entretuve haciéndole unas fotos. Charlie decidió volver él solo al coche, porque nos dijo que necesitaba una dosis de aire acondicionado.

    Casi por primera vez en el viaje, me di cuenta de que estaba disfrutando de aquello y también fui consciente de que disfrutaba viendo a Formi sonriendo mientras trotaba de vuelta el caballito. Unos cincuenta metros antes de llegar a nuestro coche, vi que Formi cambiaba el semblante. Pasó de una sonrisa serena a una mirada de alerta, como un perro cazador cuando divisa una presa. Miré en la misma dirección que él para intentar localizar cual era el motivo de su alerta. Solo vi a Charlie de pie, hablando con alguien que estaba apoyado en un coche, no tuve tiempo de reaccionar cuando Formi saltó del carro y echó a correr hacia Charlie. En pocas zancadas se presentó a su lado y le soltó un tremendo puñetazo al tipo que hablaba con Charlie, que tuvo el tiempo justo para meterse en el coche que arrancó rápidamente conducido por otra persona.

    - ¿Estás chalado, o qué? – Le alcancé jadeando.
    - ¡Eran los ladrones!
    - ¿Qué ladrones? – Preguntó Charlie.
    - ¡Eran los ladrones! – repetía Formi claramente excitado.
    - ¿Tú les conocías Charlie? – Le pregunté al americano.
    - No, no, solo hablan de la lluvia en Agra
    - ¿Estás seguro, Formi? Los indios se parecen todos mucho y aquel día estaba muy oscuro.
    - ¡Me llamo Formerio! Y si que estoy seguro.
    - Pero ahora estamos muy lejos de Delhi. 
    - Eran ellos y les debía una.

    ¿Sería posible que fueran ellos? Yo si creía en las coincidencias y más después de lo que estaba viviendo últimamente, pero aquello me olía mal. Desde luego si aquello era verdad, teníamos un problema. Tendría que estar alerta. Nos estaban siguiendo.

17 comentarios:

  1. supercali:
    Vaya con Formi, parecia tonto cuando lo compramos :)

    ResponderEliminar
  2. He copiado la novela, poniéndola en orden para leerla bien, porque estaba empezando a perder el hilo y he aprovechado para leerla.
    Y nada más quería decirte que te lo estás currando y que has escrito ya un montón. Y muy bien, por cierto. Así que ánimo que está interesante. Aquí tienes una admiradora. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Formerio no se lo piensa dos veces !!! Al final va a ser el héroe de la novela !!
    Qué intriga...

    Precioso el Tajoral

    ResponderEliminar
  4. Gracias chicas!!

    Y la admiradora que me deje el nombre y el número de teléfono. ;-DDD

    ResponderEliminar
  5. Las gracias a tí Joseman, que nos deleitas con tus imágenes. Escribir no es fácil, es para gente con ese don.
    Lo importante es que sepas que lo que escribes se lee. Porque para tí supongo que será motivante y no cuesta nada transmitirtelo.
    ¿Qué pasará con la próxima edición de Pekin Express, tu crees que será igual por África que por Asia de apasionante...¿Qué tipo de gente habrán elegido para concursar?¿ Te vas a presentar? Yo, creo que ya no lo haré. No me gusta esto de ilusionarme y quedarme con las ganas...

    ResponderEliminar
  6. Pues si, saber que lo leéis me hace ponerme las pilas y eso me gusta.

    En cuanto al próximo PE está claro que no será igual, allí no hay monumentos, la gente es muy diferente y está el tema T5 que no sabemos por dónde saldrá.

    Y me pasa lo mismo que a tí, lo paso fatal durante el casting, aunque seguro que si alguien me quiere de compañero estaré ahí, si T5 no lo estropea.

    ResponderEliminar
  7. Joseman ¿estabas ahí el día 30 en el casting,sobre las 16:00h? Porque no he visto mas que una foto tuya pero creo que eras tu, con unas hermanas mellizas que andaban por ahí.

    ResponderEliminar
  8. Lo de la nueva etapa de Pekin Express es un cambio que posiblemente a la larga haga que desaparezca el concurso, porque yo de veras me pongo mala con la tele que hay en estos momentos y me encanta que haya programas como el de los domingos por la noche, el del salto del Ángel, ¡¡ qué pasada!!. Pekin Express es verdad que sin Raquel y con la telebasura ahí hambrienta de sensacionalismo mediocre, que penoso.
    ¿Qué sabes de Raquel? Díla si tienes manera que nos cuente algo de cómo está y de qué planes tiene.
    Y que no se dedique solo a escribir que se merece un hueco bien importante en los medios y sino que rueden cabezas.

    ResponderEliminar
  9. Pues no, no hice el presencial este año.

    Ahora mismo Raquel está en Pasapalabra, ya intentaré transmitirle vuestros apoyos.

    Ojalá que nos equivoquemos con el nuevo PE, pero yo pienso igual que tú.

    ResponderEliminar
  10. Hola Joseman!! Hacía ya unas semanitas que no me pasaba por aquí, ando bastante ocupado la verdad, pero me sigo leyendo tu nuevo libro! La verdad que es interesante jeje. Un saludo!! ;)

    ResponderEliminar
  11. Joseman , es tu blog y como es logico puedes escribir lo que quieras pero yo creo que el espiritu y fundamento del mismo es mantenernos informados, aunque hay poca informacion sobre PE , sabes que hay mucha incertidumbre sobre esta proxima edicion y en este sentido es donde aun hay muchos pendientes de que puedes dar informacion , se te nota algo alejado de la filosofia que te llevo a crear este blog , Y agradeceremos mucho cualquier noticia . Salud

    ResponderEliminar
  12. Hola Killercat, me alegro de leerte por aquí.

    Anónimo de las 4:37, efectivamente ese fue y es el espiritu de este blog, pero ahora mismo no hay noticias y las que hay no se pueden contar. Quizás que están a punto de salir para la carrera o hablar de los rumores de si va a ser por Africa, pero poco más. Por eso escribo esta novela, igual que hice el año pasado, para seguir viajando con la mente, que es de lo que trata PE.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  13. Hola Josema,
    Soy de un país lejano, que por coincidencias de la vida, me enganche con este blog, me gusta leerlo. Esta interesante la novela, te felicito, leyéndote estoy conociendo un poco de India.
    En este momento estoy viendo el Festival de Viña del mar, me llamo la atención un artista que canto una canción que decía "Que levante la mano quien no lloró un adiós, que levante la mano quien no sufrió por amor"...
    jejeje no se pq escribí esto sino tiene nada que ver con PE, hoy estoy triste.
    Gracias por estar aquí. Saludos

    ResponderEliminar
  14. Gracias a ti por tus comentarios, pero dime ¿de qué pais?.

    Y no te pongas triste, es dificil, pero seguro que encuentras algo por lo que sonreir.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  15. Anónimo de las 6:02, no estés triste, que el amor es un sentimiento bello y natural. No cras que la tristeza te va a situar en ninguna parte. Debes pensar siempre en postivo y pensar que lo malo y lo bueno están en nuestra mente. Cuidate y sigue leyendo aJoseman que está lleno de sentimientos y los transmite muy bien...

    ResponderEliminar
  16. Gracias por los ánimos, ya estoy bien. No sé que me paso, tuve un momento de tristeza...
    No importa de qué país sea.
    Joseman eres una calidad de gente. Así no te conozca, por medio de tu blog te has ganado un aprecio y cariño gratuito. Saludos

    ResponderEliminar
  17. Me vais a poner colorado con tantos halagos.

    Os mando desde aquí un abrazo y, si puedo, os colgaré un video de la televisión española de esta semana. A ver si acierto.

    ;-)

    ResponderEliminar

NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS OFENSIVOS