miércoles, 27 de octubre de 2010

Julie y Julia


Hay una película de 2009 “Julie y Julia” una de cuyas protagonistas es una blogera que comienza, casi por casualidad, a escribir un blog de cocina. Poco a poco se va dando cuenta que la gente la lee, le pone comentarios y se interesa por lo que está haciendo y poco a poco se va dando cuenta de que el blog se ha convertido en casi una adicción, una obligación, un placer, una vía de comunicación con gente que la escucha y eso, hoy en día es algo muy importante.

Algo así es lo que me ha pasado a mí con este blog. Al principio me pareció una vía como otra cualquiera para intentar entrar a Pekín Express, algo como autopublicidad para presentar la candidatura de la 2ª edición. Pero aquello pasó y no me llamaron. No escribí mucho durante aquel año, por falta de información y porque aún no me había picado el gusanillo de blogero.

Poco antes de empezar la emisión de la 2ª edición, empecé a escribir de nuevo y poco a poco, muy poco a poco, comencé a ver como aumentaban las visitar y la gente empezaba a comentar lo que yo escribía. Empecé a ver como, además de los foros, la gente necesitaba leer más y saber más sobre Pekín Express. A mí también me pasaba lo mismo, quería más.

Empezó el casting para la 3ª edición y aquello ya fue la bomba, ahí si que la gente necesitaba más y más información, así que empecé a investigar y a moverme por ahí (por supuesto no os voy a contar cómo) y empecé a publicar cosas que interesaban a la gente que se presentaba a los castings, con lo que el número de lectores empezó a aumentar considerablemente.

Aún así, lo más curioso fue después. Yo, deprimido porque no me habían elegido, escribí en el Blog que dejaba de escribir durante una temporada porque ya no había nada que contar y porque estaba bastante mal por la “no elección”. Mi sorpresa fue leer los comentarios de la gente que me pedía que siguiera escribiendo. Esto me dio ánimos y pensando, pensando me decidí y empecé a publicar la novela que más o menos conocéis todos.

La cosa fue bien, empezó a gustar y yo me animé y la terminé. Por casualidades de la vida la novela llegó a manos de la Productora, la leyó y todo se precipitó. La rueda de prensa, las entrevistas y el comienzo del programa.

¿Por qué todo este rollo que os he contado? Pues ni más ni menos que para agradeceros a todos los que me leéis que alimentéis esta pasión tan rara que me produce Pekín Express y aseguraros que seguiré trabajando para traeros la información que queréis saber. Aunque últimamente estoy más agobiado de lo normal, estoy intentando descargarme de otros temas para centrarme en lo que más me gusta a día de hoy.

PEKIN EXPRESS

4 comentarios:

  1. ¡¡Yo me siento totalmente identificada con esa películaaa!!
    ¿A qué ahora me comprendes mejor? jajaaa
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. También me acordé de tí cuando la vi. ;-D

    Un beso pa tí,

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no la he visto, pero ahora que la has comentado la miraré a ver que tal está.
    La verdad que no tienes que agradecernos nada, las gracias te las damos nosotros por estar ahí informándonos de todo al pie de la letra. Yo con un blog o cosas de estas creo que no tendría paciencia, llegaría un punto en el que me cansaría o que nadie lo leería o cosas así jeje. Por ese motivo en vez de crear uno pues me paso por el tuyo que veo que todos tenemos el mismo tema en común, Pekín Express.
    Un saludo colega y sigue así con este blog que te lo estás currando!

    ResponderEliminar
  4. Es buena la película Killercat. No es de superhéroes ni hobbits, pero está bien.

    Vuestros comentarios son los que me dan ánimos para seguir.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar

NO SE PUBLICARAN COMENTARIOS OFENSIVOS